miércoles, 12 de noviembre de 2014

India. Udaiphur... Palacios y lagos increíbles

Lo cierto es que no se puede pedir más lujo al Leela Palace hotel, donde hemos terminado cenando con unas pintas de adolescentes de campamento y en fin... Por el principio... 

Ayer llegamos a Udaiphur en tren desde Ajmer 4 horas, al final por los pelos y a colarnos como lo hacen ellos para comprar los tiquets , además nos fuimos directos a First Class nos sentamos separados pero cuando llego el revisor ajustamos precio y correcto , como Pepes... Llegamos a la estación y a 10 minutos el hotel, pequeño pero limpito y con azotea y terraza grande de comedor suficiente para ducha y dormir... Cuando llegaron Vero y María nos fuimos al Restaurante Ambrain sobre el lago, precioso, pedimos unos sándwiches y seguimos de tiendas no abrían hasta las 6 la cocina y no quisimos esperar , un buen paseo y al hotel que hoy tocaba madrugar, después del desayuno a ver el Palacio de la ciudad, una exageración de Palacio en tamaño y habitaciones de estuco, mosaicos en miniatura, cúpulas decoradas y celosías en huecos imposibles que son obras de arte... 

Desde lo alto de las torres la vista hacia el lago y la ciudad impone; las habitaciones privadas de la Mahajrani una belleza, todo con buen gusto... Muy agradable por fin un poquito de cultura, tronchánte nuestra entrada triunfal por el staff del hotel Leela Palace de Udaiphur, nos confundimos y entramos por un callejón, el poli nos pregunta y nos dice que esperemos en una habitación que ahora nos recogen , de pronto llega un uniformado con sombrerete y plumas y un coche de golf y ala por los caminitos hasta el super restaurante a orillas del lago...pedimos mesa mas cerca y nos advirtieron que el cubierto mínimo eran 4000 rupias ( unos 50€), así que nos fuimos a una mesa junto a los estanques que estaba genial, cenamos 1 plato por barba cocina hindú agua con gas y blodymary todo buenísimo salimos a 30€ un regalo para los sentidos. Salimos por la puerta grande como los toreros...

A las 5 a.m. todos duchados y esperando en el hotel al tuctuc de pronto subimos al bar y zas, el tipo totalmente sobao....lo despertamos y sale corriendo calle abajo a por un tuctuc , a toda pastilla a la estacion, genial llegamos a y media hasta las 6.00 hay tiempo para un chà o dos....rumbo a Ajmer se acabó la limpieza y pulcritud y los sobreprecios que tiene Udaipur... Bon voyage... Namasté









5 comentarios:

  1. Que bien estáis con esas super vistas. Luis, estás como los musulmanes con tres mujeres. Besos

    ResponderEliminar
  2. Por fin logre meterme en el blog y te leo por primera vez tu sueno, tu locura, tus maravillas Rocio.....!!
    Ahora ya no parare...gracias por compartirlo. Marta

    ResponderEliminar
  3. Que bien se os ve y que felices, me alegra muchísimo. Besos

    ResponderEliminar

Little Pockets